Aprende a relajarte para vivir mejor

  • Todos hemos pasado en nuestras vidas por periodos de mayor estrés y ansiedad. Estos periodos que nos hacen estar a un nivel de alerta superior a lo que estamos acostumbrados tiene consecuencias inmediatas para nuestro cuerpo y nuestra mente, y es por ello que debes aprender a relajarte para evitar sufrirlas. Es posible dejar de pensar en aquello que te agobia.

    Una persona puede tener alrededor de unos 50.000 pensamientos al día. La mayoría de ellos son negativos, y sin ningún tipo de control sobre su contenido, ya que los realizamos inconscientemente. Este estado permanente en el que nunca dejas de pensar y de darle vueltas a muchísimos temas variados conlleva un estado permanente también de estrés y agotamiento mental.

    Con unas sencillas claves, aprenderás a relajarte en pocos minutos para librarte del estrés diario y salir del estado de ansiedad, además de proporcionarte autocontrol.

  • 1. Aprende técnicas de respiración: aunque existen muchos ejercicios de respiración, tan solo el hecho de concentrarte en el ritmo de tu propia respiración puede ayudarte a relajarte. La respiración abdominal es una de las técnicas más sencillas y la que primero aprenderemos. Para ello, debemos colocar una mano sobre el abdomen y otra sobre el pecho para observar cuál es la mano que se levanta al realizar la respiración. Si la que se levanta es la del abdomen, estaremos realizando respiraciones completas que nos ayudarán en el proceso de relajación. Este tipo de respiraciones lentas nos proporcionarán una relajación física y calma.

    2. Da un paseo breve: si estás en el trabajo y te sientes agobiado, una pausa de 5 minutos caminando es más que suficiente para poder desconectar de la rutina. De hecho, las pausas breves son la forma más efectiva para aumentar tu productividad. Pero aprovecha la salida del trabajo, por ejemplo, para ir caminando, o para dar un paseo antes de llegar a casa, y poder relajarte antes de llegar.

    3. Prepara un momento para ti: puede sonar a tópico, pero un buen baño o ducha relajante, con música suave, unas velas con olor a lavanda y 60 minutos sin preocuparte de nada más funciona.

    4. Desconecta tu teléfono, email y redes sociales: a veces, el exceso de información y la híperconexión en la que estamos sumidos también puede estresarnos aunque no lo parezca. Dedica un par de horas cuando llegues a casa para olvidar las notificaciones de tu móvil y reducirás tus niveles de ansiedad.

    El vivir más relajados y con menos ansiedad no sólo afectará positivamente a tu bienestar, sino que mejorará también tus relaciones sociales. Recuerda, ante cualquier duda o situación de estrés fuera de lo común, consulta con tu especialista médico. ¡Cuídate!


    Fuentes:

    - Link 1

    - Link 2

    - Link 3

    - Link 4

    - Link 5

 > Atrás

Buscador de productos

Soy una mujer.

Testimonios

  • Verónica, 38
    Verónica, 38
    Mi nombre es Verónica, tengo 38 años y soy madre de dos niños. Recientemente he ...  > Más info
  • María, 65
    Maria, 65
    Me llamo María, tengo 65 años y soy profesora de bailes de salón jubilada. Siempre he ...  > Más info
  • Gema, 34
    Gema, 34
    Me llamo Gema, tengo 34 años y descubrí los productos de ID poco después de tener a mi bebé...  > Más info

Quizás también le interese:

  • iD Light
    iD Light

    Compresas para ligeras pérdidas de orina  > Más info

  • iD Pants
    iD Pants

    Ropa interior absorbente para incontinencia moderada a fuerte  > Más info