La obesidad como factor de riesgo para la incontiencia

  • Desde hace varios años se ha vinculado la obesidad como un factor de riesgo para sufrir incontinencia. Numerosos estudios vinculan ambas patologías, sobre todo en mujeres, aunque afecta a ambos sexos y desde una edad temprana. Según los expertos, el sobrepeso y la obesidad son el principal factor de riesgo para la incontinencia urinaria (IU), aunque señalan que con la pérdida de peso puede solucionarse y revertirse sus efectos.

    Se ha probado que hay una relación entre el aumento del Índice de Masa Corporal (IMC) y el aumento del riesgo de la IU, entre un 20% y un 70%. Además, por cada aumento de 5 unidades del IMC en un periodo de 5 a 10 años aumenta el riesgo de sufrir IU entre un 30% a un 60%.

    Se establece también que el aumento de peso está más relacionado con la incontinencia de esfuerzo y de estrés, incluida la incontinencia mixta, que con la incontinencia de urgencia y síndrome de vejiga hiperactiva.

    La obesidad también puede conllevar a una deformación de la zona pélvica, estirando y debilitando los músculos de dicho área, lo que podría contribuir al desarrollo de IU.

  • El número de años con sobrepeso y obesidad se asocia también con un mayor riesgo de desarrollar IU postmenopáusica, en comparación con el grupo de referencia. La severidad de la IU también se asoció con un mayor exceso de peso en relación con la duración del sobrepeso y la obesidad. Las mujeres con obesidad a los 18 años tienen un mayor riesgo de desarrollar IU postmenopáusica, aunque aquellas con sobrepeso a la misma edad no se encontró que tuvieran ningún riesgo mayor de IU.

    Sin embargo, hay solución para la IU relacionada con el sobrepeso. La pérdida de peso corporal de un 5% a un 10% implicaría empezar a notar mejoría en la IU, y a partir de un 13% la presión sobre la vejiga comenzaría a disminuir. Además, se ha observado que las mujeres con obesidad severa (más de 45 kg por encima del peso ideal) con incontinencia que tuvieron una pérdida de peso drástica después de la cirugía bariátrica (45 a 50 kg) tuvieron una mejoría significativa en la IU. La prevalencia de IU por estrés disminuyó del 61% al inicio del estudio al 12% después de la estabilización de peso en 2 a 5 años.


    Fuentes:


    - Fuente 1


    - Fuente 2

 > Atrás

Buscador de productos

Soy un/a cuidador/a.

Testimonios

  • Elisa, 48
    Elisa, 48
    Hola, me llamo Elisabeth, vivo con mi madre de 72 años en un adosado de dos habitaciones en una ...  > Más info
  • María, 41
    María, 41
    Me llamo Mary, soy madre de una niña de 15 años que padece acidosis tubular renal desde que tenía 5...  > Más info
  • Ana y Alberto, 50
    Ana y Alberto, 50
    Hola, soy Anne, un ama de casa de 50 años. Vivo con mi padre, que enviudó hace unos años...  > Más info

Quizás también le interese: